SOLIDARIDAD NACIONAL (1939-1979): portavoz del nacional sindicalismo

Solidaridad Nacional fue un diario falangista fundado en Barcelona el año 1936, en sustitución del diario anarquista Solidaridad Obrera, el cual, durante el franquismo, se publicó en la clandestinidad hasta el año 1976.
Incautado e integrado en la cadena de Prensa y Radio del Movimiento, se convirtió en el principal portavoz del llamado Sindicato Vertical, única organización sindicalista legal en España. Durante sus años activos, se dedicó a hacer promoción de los diversos actos patrióticos del franquismo, a la renovación cultural y literaria y a fomentar las ideas del Nacional Sindicalismo, principalmente el rechazo al capitalismo y al comunismo con el propósito de propugnar una revolución nacional que superase la lucha de clases y partidos para nacionalizar y socializar la economía.
En sus primeros inicios, Solidaridad Nacional salió como semanario en el año 1936 poco antes de la Guerra Civil. Sacó a la calle sólo tres números y por esta razón el primero de 1939 lleva el número 4. Era un diario de mañana y salía todos los días menos los lunes, como era costumbre en la época.
Solidaridad Nacional tuvo diferentes subtítulos indicativos de la tendencia de la publicación. El 14 de febrero de 1939 salió el primer número con el subtítulo “Diario de la revolución nacional-sindicalista”. La portada del 1 de abril del mismo año anunciaba el triunfo del caudillo y el fin de la guerra. A partir del 14 de febrero de 1940 fue subtitulado como “Diario de la Falange Española Tradicionalista y de las JONS”. En marzo de 1957 se subtituló “Diario sindicalista de Cataluña”, y a partir del 13 de junio de 1970 simplemente como “Diario Regional”. De 1973 hasta el último número sólo ostentó el título de cabecera.
La redacción y la imprenta estaban en el número 202 de la calle del Consejo de Ciento de Barcelona y la edición iba a cargo de la Jefatura Provincial de Barcelona. Empezó a publicarse con un formato de gran folio en 1939. Se cambió a tamaño folio en 1951 para recuperar el primer formato en 1957. Los últimos cuatro años volvió a decantarse por el formato folio. El formato gran folio tenía de 8 a 12 páginas a siete columnas, y el formato folio entre 12 y 36 paginas a tres columnas. En 1951 adoptó un tono más popular gracias a la llegada de Jesús Vasallo como jefe de redacción.

La publicación tuvo ocho directores a lo largo de su historia: Jesús de Ercilla, entre febrero y julio de 1939; Luís Santamaría, hasta 1963; José Ramón Alonso, hasta 1965; Fernando Ramos ocupó el cargo los siguientes dos años; Clemente Pamplona le siguió durante tres años; Federico Gallo los siguientes tres; Luís Climent de 1973 hasta 1975, y Francisco Gutiérrez Latorre fue su último director.
Hay una larga lista de redactores y colaboradores que empezaron en el diario y posteriormente han obtenido gran relevancia. Es el caso de Manuel Vázquez Montalbán, Lluís Marsillach, Robert Saladrigas, Magda Solé, Antoni Casas, Joan Teixidor, Enrique Rubio, Feliciano Baratech, Antonio Fernández Martín y Martí de Riquer, entre otros.
Durante los años de la Transición democrática, ante la presión de los trabajadores que demandaban una representación libre y democrática, el Sindicato Vertical fue abolido por el Gobierno de Adolfo Suárez en 1976, y los sindicatos de clase fueron legalizados definitivamente el 30 de abril de 1977. Reconvirtieron el Sindicato Vertical en la Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales (AISS), que ostentó la propiedad o gestión del llamado Patrimonio Sindical Acumulado (PSA). Así, visto el cambio político que le hizo perder el sentido de su objetivo principal y la falta de una renovación ideológica del periódico, sumado a una bajada notable de las ventas, Solidaridad Nacional sacó su último número el 16 de junio de 1979. Durante sus tres últimos años de vida, convivió con su homólogo democrático Solidaridad Obrera, el cual todavía sigue publicándose y distribuyéndose en la mayoría de sedes, archivos y librerías sindicales.

En la prensa de aquel día...

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*