Revista LA ACTUALIDAD ESPAÑOLA (1952-1979)

La Actualidad Española fue una revista ilustrada de información general y crónicas de actualidad políticas y culturales nacionales e internacionales aparecida durante la segunda década de la posguerra. La fundaron el periodista Jesús María Zuloaga, el político y director general de información Florentino Pérez Embid, y el catedrático  Antonio Fontán..
El primer número, al precio de 5 pesetas, salió en los quioscos el 12 de enero de 1952, con una información de portada dedicada al obispo croata Spinac, en conflicto por entonces con el gobierno del mariscal Tito. Fue una de las primeras publicaciones españolas de información gráfica que utilizó el huecocolor en sus páginas, junto con otra de características similares como fue Gaceta Ilustrada.
Entre 1952 y 1957, la revista estuvo dirigida por Jesús María Zuloaga, al que siguió con la misma línea continuista Antonio Fotán, hasta el año 1960. La tendencia de estos años era claramente conservadora, si bien a partir del desarrollismo cambió su tendencia por otra más abierta y moderada adaptada a los nuevos tiempos, en parte por influencia positiva de la Ley de Prensa.
Entre 1960 y hasta 1975 la dirección pasó a José Luís Cebrián Boné, momento en que la revista vivió su etapa de mayor prestigio y calidad, alcanzando uno de los primeros puestos entre las publicaciones de información general de su época (200.000 ejemplares). Se cambió el formato con un tamaño más grande, mayor número de páginas, amplios reportajes fotográficos a todo color y un papel satinado de mayor calidad. Temporalmente la dirección llegó a estar en manos de José Antonio Vidal Cuadras (de 1964 a 1966) y Luís Ignacio Seco (de 1967 a 1968).
Entre 1963 y 1965 acompañó un suplemento especial plegado con ocho páginas en color, un  Tebeo que publicó historietas ya servidas en otras revistas, series como: Sally, Ángela “azafata por vocación”, Dan Dare piloto del futuro, Diego Valor (del número 1 al 17), Tintín (del número 1 al 34), Pony Expres y otras, pero algunas aventuras no las llegó a ofrecer completas.
Ocasionalmente publicaron números extras, como los dedicados al asesinato de John F. Kennedy, la muerte de Franco, álbum homenaje a la reina María Cristina, los veinticinco años del proceso de Nuremberg, la coronación del rey Juan Carlos I, la conmemoración del número 1000 de la revista, la boda de la nieta de Franco, la llegada del astronauta ruso Yuri Gagarin al espacio y el triunfo del F.C. Barcelona en la liga 1973-74, entre otros.
Otras publicaciones suplementarias fueron coleccionables en forma de fascículos y posters de personajes famosos del cine y del deporte.
Hasta el penúltimo año estuvo regida por miembros del Opus Dei. La empresa editora de la revista fue la Sociedad Anónima de Revistas y Publicaciones Españolas (SARPE), que en plena transición española decidió desprenderse de ella. Negoció su traspaso con un grupo de hombres de la casa, pero la cabecera pasó finalmente a la empresa Opinión Pública, S.A., grupo periodístico creado por la Unión de Centro Democrático, a cuyo frente y como consejero delegado figuraba el empresario salmantino José Luis Sagredo, hombre de confianza de  Adolfo Suárez, presidente del Gobierno español entre 1976-1981.
La nueva edición de La Actualidad Española reapareció el 21 de enero de 1978 y cerró definitivamente el 7 de enero de 1979, después de haber publicado cincuenta números, sin despedirse de los lectores y por una decisión personal del propio Suárez. La dirección de esta etapa decadente, en la que se perdió calidad tanto informativa como de formato, estuvo en manos de Manuel Fernández Areal (de 1975 a 1976), Juan Pablo Villanueva (de 1977 a 1978) y Juan Caño (de 1978 a 1979).
La falta de lectores fue la principal causa tanto del traspaso inicial como del cierre definitivo, pues fueron años en los que las revistas de prensa rosa, moda y belleza lograron acaparar el comercio de los quioscos en detrimento del género propiamente de actualidades, cuyo competidor más serio fue la televisión.

En la prensa de aquel día...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*