Revista FOTOGRAMAS (desde 1946)


Fundada por Antonio Nadal-Rodó y María Fernanda Gañán, el primer número salió a la luz el 15 de noviembre de 1946. Nadal Rodó fue propietario del cine Maryland de Barcelona y redactor de crítica cinematográfica en El Correo Catalán y Radio Nacional, profesión que abandonó cuando en 1939 pasó a convertirse jefe de publicidad de la Metro Goldwyn Mayer en su delegación en Barcelona. De aparición quincenal y con un precio de cinco pesetas, entre los primeros miembros del equipo se encontraban el crítico Horacio Sáenz Guerrero, que después dirigiría La Vanguardia; el entrevistador y caricaturista Manuel del Arco Álvarez, Josep Palao o Jaime Arias, que sería subdirector de La Vanguardia.


La publicación mantuvo su periodicidad quincenal hasta 1950, momento donde pasó a ser semanal. Ese mismo año se crearon los premios de la revista, las Placas de San Juan Bosco (patrón del cine), precursores de los actuales Fotogramas de Plata, cuyas estatuillas fueron esculpidas por Javier Corberó y José Luis Pascual. Ese año apareció una de las secciones más conocidas de la publicación, el Consultorio de Mr. Belvedere, que inició Luis G. de Blain.
El 5 de febrero de 1951 se entregaron en el Cine Alexandra de Barcelona los primeros Fotogramas de Plata, unos premios anuales que corrían a cargo de la crítica especializada, siendo los concedidos a los intérpretes elegidos por el público.


En 1962 Elisenda Nadal, la hija de los fundadores ocupó el puesto de subdirectora y la revista empezó a marcar su estilo actual. Entre su plantel de colaboradores se encuentraban nombres como los de Jorge Fiestas, Ricardo Muñoz Suay, Oriana Fallaci o Sheilah Graham, columnista estrella de Hollywood. La televisión, que ya empezaba a formar parte de los hogares españoles, contó con su propia sección en la revista.
Impulsada por la necesidad de conocer las tendencias cinematográficas de todo el globo, la ya directora de la publicación trajo de cada uno de sus viajes ideas que incorporó en la revista que en 1968 pasó a costar 10 pesetas. En esa época escribieron periodistas como José Luis Guarner, que hizo la crítica televisiva, Luis Gasca (Sadko) a cargo de la fotonovela y cómic, Enrique Vila-Matas, del cine más innovador, Terenci Moix con la serie Sólo para amantes de los mitos, y Rosa Montero, entre otros.


En los años setenta la revista cambió de ubicación para instalarse en La Rambla y entraron en plantilla nombres como Jaume Perich, Joan de Sagarra (crítica teatral), Àngel Casas, o Lola Salvador. Aparecieron nuevas secciones como Snobismo, El Túnel del Tiempo o el Film-Trola. La revista dejó de hablar exclusivamente de cine para hacerlo también de tendencias, libros, música y humor.
En 1975 fue secuestrada por un reportaje titulado Quién es quién en la censura española, por lo que tuvo que luchar contra la censura por culpa de unas fotografías de Nadiuska desnuda y por unas imágenes de Ana Belén y Víctor Manuel en México con una bandera republicana.
El 7 de mayo de 1980 la revista dejó de publicarse sin previo aviso debido a sus bajas ventas una vez finalizada la fiebre del destape pero reapareció nueve meses después, el 11 de febrero de 1981, y a partir de julio pasó a tener una periodicidad mensual con un coste de 85 pesetas.


La llegada del vídeo provocó que la cabecera pasara a llamarse Fotogramas & Vídeo en el año 1983. A finales de esa misma década el grupo Hachette se hizo con el paquete mayoritario de la revista, pero la adquisición no afectó a la estructura de los contenidos de la misma.
Las ventas de la revista alcanzaron su punto álgido en la década de los noventa con la venta de 150.000 ejemplares mensuales. En 1994 TVE retransmitió los premios de la revista, Fotogramas de Plata, alcanzando 4,5 millones de espectadores.


Al igual que ocurrió con el vídeo, en el año 2000 la revista lanzó un suplemento donde explicaba las virtudes del DVD sustituyendo la palabra vídeo por DVD en su cabecera (mayo de 2005). Ese mismo año inauguró el festival de cortometrajes Fotogramas en corto, ideado por Jesús Ulled Nadal, uno de los hijos de Elisenda Nadal. Dicho festival se caracteriza por la posibilidad de que cualquier persona pueda presentar su cortometraje a concurso, aunque no todos los trabajos son exhibidos en la sala de proyección del festival, sino únicamente una selección (habitualmente de más de 100 títulos) llevada a cabo por un comité formado por profesionales del sector. Posteriormente un jurado escoge a los ganadores del primer y el segundo premio, dotados con 10.000 y 2.000 euros respectivamente. Desde su creación se han presentado a concurso cortometrajes que han llegado a ser finalistas en los Premios Óscar y en los Premios Goya.
En 2007 Toni Ulled Nadal se convirtió en el director de la publicación. Desde 2011 la multinacional Hearst Magazines pasó a ser la nueva propietaria de la publicación.

En la prensa de aquel día...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*