LAS PROVINCIAS (desde 1866)

Nació el 31 de enero de 1866 una vez que la base del diario “La Opinión” fue adquirida por el impresor Federico Doménech y el periodista y director del mismo, Teodoro Llorente Olivares, a su dueño, el banquero y político José Campo Pérez, Marqués de Campo, quien puso como condición para su venta el cambio de nombre de la cabecera. De tendencia regionalista, de inspiración conservadora y reformista moderado, en el primer número contenía el ideario de la nueva publicación, llamado Manifiesto Fundacional cuyo lema era “Menos política; más protección a todos los verdaderos y legítimos intereses sociales” y concluía que “Fundamos, en conclusión, un periódico para todos los buenos valencianos; sus columnas les ofrecen lugar para el decoroso debate de los intereses públicos: la gloria de los resultados que pueda obtener nuestra empresa será de los que se dignen acudir a nuestro bien intencionado llamamiento“. Desde sus inicios se caracterizó por la defensa de los intereses valencianos. Esta tendencia regionalista ha sido seña de identidad a lo largo de sus años de historia y se mantiene actualmente.

Teodoro Llorente Falcó, hijo del fundador, asumió la presidencia a partir de 1904. Entre el 23 de octubre y el 16 de diciembre de 1869 se prohibió su publicación, motivo por el cual durante este periodo pasó a llamarse “Diario de Valencia”. Ello se debió a una sublevación republicana con bombardeos en la ciudad de Valencia y a la represión militar que ordenó su suspensión. En 1879 murió José Domenech y le sucedió en la empresa su hijo Federico. El diario se modernizó con la instalación de luz eléctrica y el primer teléfono que llegó a la redacción el 20 de enero de 1876.

En 1910, en una Valencia floreciente que acaba de vivir su Exposición Regional, el periódico adquirió una rotativa de las de “doble reacción” capaz de imprimir en 1913 una tirada de 13.000 ejemplares. El 31 de enero de 1916 el diario celebró sus bodas de oro. En esta fecha el diario tenía un tamaño aún mayor que el adoptado en su nacimiento. Las nuevas máquinas adquiridas cubrieron la necesidad imperante de una mayor rapidez de impresión.

                                                                       

Durante los días 2 y 9 de febrero de 1920, excepcionalmente el periódico pasó a llamarse “La provincias valencianas”. En 1921 adquirió una nueva máquina rotativa que le permitió sacar a la calle diariamente ocho páginas. Cinco años después se convirtió en el pionero de los tebeos valencianos al publicar un suplemento infantil de título idéntico al que entonces editaba el diario “ABC”: “Gente Menuda”.

El 27 de enero de 1931 llegó el huecograbado, de modo que las páginas se partieron por la mitad, adoptándose el formato actual del diario, cómodo para el manejo y la lectura rápida que demandaban los tiempos. Desde entonces la cabecera se subtituló como “Diario gráfico”.

Entre 1936 y 1941 vivió su etapa más delicada. Con motivo de la Guerra Civil le llevó a perder su contacto con los lectores durante un periodo de casi tres años, entre el 19 de julio de 1936 y el 15 de abril de 1939 que la editorial fue colectivizada por los sindicatos anarquistas y la impresión en los talleres de la publicación “Fragua social”. A partir del 16 de abril de 1939 regresó a la presidencia Teodoro Llorente Falcó, el cual fue sustituido por Martín Domínguez Barberá  en 1949. En 1956 se implantó la telefoto. La riada de octubre de 1957 afectó seriamente a las instalaciones de la Alameda y se perdieron miles de documentos y fotografías.

Debido a las críticas que hizo a la pésima gestión de la gran riada que asoló la ciudad, el régimen franquista forzó la destitución de Domínguez Barberá. A partir de 1958 ostentó el cargo José Ombuena Antiñolo, coincidiendo con la adquisición de una nueva rotativa. Desde el año 1959 la cabecera se subtituló como “Diario decano de la prensa valenciana”. Repuesto de los daños de la inundación, el periódico siguió su proceso de modernización con importantes reformas. Cada década, y en ocasiones con mayor frecuencia, puso en marcha un proceso de reforma de sus contenidos al compás de importantes cambios tecnológicos.

A lo largo de su historia, la cabecera ha tenido un papel muy activo en momentos clave para la ciudad del Turia, desde la defensa para que el cauce del río fuese un espacio de uso por los ciudadano, pasando por la preservación del parque natural del Saler frente al desarrollismo franquista, la anteriormente citada reclamación por los daños de la riada o la recuperación de los terrenos de la Albufera.

La renovación de las plantas de impresión fue aparejada, en ocasiones, al cambio de sede. El periódico dejó la Alameda en el año 1982 y pasó a la calle Gremis nº 4, en el polígono industrial Vara de Quart. Entre 1992 y 1999 la presidencia fue a parar a manos de María Consuelo Reyna Doménech, y entre 1999 y 2002 la asumió Francisco Pérez Puche.

Desde el año 2000 el periódico forma parte del grupo Vocento, sociedad que posee la mayoría de las acciones de la empresa editora, Federico Domenech, S.A. La familia Zarranz Domenech, propietaria histórica del diario y el grupo de comunicación comparten así la dirección de la empresa. A partir del 2001 pasó a distribuir distintas ediciones comarcales y locales. Entre los años 2002 y 2009 fue director Pedro Ortiz Simarro, y desde el año 2009 hasta la actualidad el cargo lo ostenta Julián Quirós. En el año 2004 se inauguró una nueva sede, en la calle dels Gremis nº 1. Y en ella es uno de los primeros periódicos de España en aplicar y desarrollar el modelo Multimedia.

A lo largo de la historia de este periódico, los periodistas más relevantes fueron, entre otros, Teodoro Llorente Olivares, Vicent Andrés, Eduardo López-Chavarri, Joan Fuster, José Ombuena Antiñolo, José Manuel Dasí, María Consuelo Reyna, Francisco Pérez Puche, Ricardo Ros Marín, Carlos Aimeur, Francisco Peris Mencheta, Vicente Calvo Acacio, Eduardo Sancho, Francesc de Paula Burguera, Martín Domínguez Barberá, Carme Karr Alfonsetti, Ricard Bellveser y Manuel Alcántara.

En la prensa de aquel día...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*