La Publicidad / La Publicitat (1878-1939)

El diario La Publicidad fue fundado en Barcelona el 25 de febrero de 1878, siendo su director Eusebi Corominas Cornell (1878-1906). Se trataba de una publicación informativa y política al mismo tiempo dentro del campo republicano posible. El equipo de redacción estaba formado por los hermanos Emili Costa y Carles Costa como jefes de redacción, y Eduard Marquina, Lluís de Zulueta, Josep M. Jordà, Marcel•lí Domingo como colaboradores, y Josep Maria Pascual como crítico musical, entre otras personas. El diario se hizo célebre por la campaña que llevó el poeta Mossèn Jacint Verdaguer a raíz de su conflicto con la jurisdicción eclesiástica, campaña en la cual el diario, de tendencia anticlerical, tenía interés en apoyar. La Publicidad se mostró contrario al catalanismo, especialmente desde que Alejandro Lerroux publicó artículos, secundados por los de Adolf Marsillach Lleonart.
Posteriormente cayó bajo el control del Partido Radical y en 1906 pasó a la dirección de Emili Junoy Gelabert, lugarteniente de Lerroux en Barcelona, pero tanto él como la mayoría de los redactores del diario abandonaron a los radicales y se sumaron al movimiento de Solidaritat Catalana. El 1907 Romano Jordi Llobet se convirtió en el nuevo jefe de redacción. Poco después, Lluís Companys y Laureà Miró intentaron poner el diario al servicio del partido reformista de Melquíades Álvarez, pero lo adquirió el carpintero y gran empresario naviero durante la I Guerra Mundial Antoni Tayà el año 1915, el cual confió la reorganización a Amadeu Hurtado. Éste nombró a Romà Jordi como director y aseguró la colaboración de Eugeni Xammar, Antoni Rovira i Virgili, Feliu Elias, Carles Soldevila (quien popularizó sus Fulls de Dietari), Josep Artís, Manuel Brunet, Andreu Nin y otros, que dieron al diario un tono más catalanista y defensor de la clase obrera. Pero en 1921, debido a las dificultades económicas, la familia Tayà vendió el diario a la Federación Patronal, que modificó la orientación aunque no pudo sostenerlo.

Adquirido al cabo de un año por el nuevo partido Acció Catalana, rama liberal de la Lliga Regionalista, el 1 de octubre de 1922 pasó a ser redactado en catalán bajo la denominación de La Publicitat. Su primer director fue Lluís Nicolau i d’Olwer quien estuvo en el cargo hasta 1924 cuando fue obligado a partir hacia el exilio por la dictadura de Miguel Primo de Rivera. A pesar de la prohibición de la lengua catalana, la censura política y el control de los medios de comunicación, se permitió su publicación en dicho idioma debido a que no se trató de una prohibición rigurosa en términos absolutos. Con el Real Decreto de 24 de marzo de 1924 este periódico dejó de salir los lunes por la obligación de acatar el descanso dominical de la mayoría de editoriales de prensa, siendo entonces sustituidos durante estos días por la Hoja Oficial del Lunes. El filólogo Pompeu Fabra, colaborador destacado, publicó sus conversaciones filosóficas. También colaboró el periodista y escritor Josep Pla, junto con Josep Maria de Sagarra y Josep Carner, los tres como corresponsales en el extranjero. El periódico pronto se convirtió en el principal órgano del catalanismo intelectual.
Después de los hechos del 6 de octubre de 1934, el periódico quedó suspendido, quedando sustituido por una nueva publicación semanal en catalán llamada Mirador. La Publicitat volvió a editarse en enero de 1935, padeció la restricción de papel durante los años de la Guerra Civil y desapareció definitivamente el 23 de enero de 1939 a causa de las crecientes dificultades y con la llegada del régimen franquista a Barcelona.

En la prensa de aquel día...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*