INFORMACIONES (1920-1983)

Informaciones fue un periódico de tendencia conservadora cuyo primer número salió en los quioscos el 24 de enero de 1920. Tenía su sede en la calle de San Roque de Madrid, donde compartía redacción y talleres.
Juan Sarradell, director en el año 1928, escribía sobre la dictadura de Primo de Rivera que “es un fenómeno político como tantos otros, por lo que estimamos exagerados, por no decir incomprensibles, los aspavientos de algunos frente a su realidad. La dictadura debe evitarse, ciertamente. Pero una vez que las circunstancias hacen que surja, no hay sino admitirla con todas sus secuelas (…) La prensa, como reflejo de los estados de opinión, me parece admirable: como creadora de ellos, me parece excesiva. (…) Hoy somos monárquicos, porque España mantiene una monarquía: si la derrocase mañana, instituyendo en su lugar una república, seríamos republicanos automáticamente”. Fue precisamente bajo este régimen que el empresario y financiero Juan March Ordinas compró el periódico, propiedad que duró hasta 1931 con el cambio de régimen.
En 1931, al proclamarse la segunda República, cumplió con su carácter acomodaticio, lo que provocó que fuese sustituido en agosto por el poeta, novelista y periodista Juan Pujol Martínez. Éste personaje, muy polémico por sus inicios anarquistas y su posterior paso a ideas ultraderechistas y antirrepublicanas, prestó la presentación de los puntos de vista alemanes a cambio de recibir una remuneración mensual de 3.000 a 4.000 pesetas. En 1945 dio la noticia de la muerte de Adolf Hitler con una célebre foto a toda página en la historia gráfica de la prensa española. Fueron años en que el periódico publicó excelentes reportajes bélicos de la Segunda Guerra Mundial gracias al apoyo de Pujol a la causa alemana, que además fue designado por el bando nacional como jefe de Prensa y Propaganda.
En 1956 el periódico fue adquirido por la empresa Bilbao Editorial y en 1967 pasó a depender de la Unión Democrática Española, un grupo de tendencia democristiana que se había desarrollado en torno al entonces ministro de Obras públicas Federico Silva Muñoz. Un año después el rotativo pasó a manos de un grupo de banqueros, encabezados por Emilio Botín, que se propondrían una modernización gráfica y de contenidos.
En los años previos a la muerte del general Franco dio cabida a voces disidentes con el sistema. En esos años incorporó un modelo de periodismo ágil y moderno que le valió al periódico ser considerado precursor de la Transición. En esa renovación, Víctor de la Serna Gutiérrez-Répide fue nombrado Consejero Delegado, su hermano Jesús de la Serna director y el joven periodista Juan Luis Cebrián como redactor jefe y luego subdirector. Durante ese período se produjo una expansión del diario, hasta alcanzar los 74.000 ejemplares diarios en 1976, y por sus páginas alentadas por los hermanos de la Serna y Cebrián, pasó a tener el mejor plantel periodístico del momento.
En aquella redacción, dividida en mañana y tarde, concurrían, entre otros, los periodistas Alfonso Sánchez Martínez, José Luis Martín Prieto, Eduardo Delgado, Guillermo Medina, María Luz Nachón, Soledad Álvarez-Coto, Rafael Marichalar, Rafael Conte, Alfonso Albalá, Victor de la Serna Arenillas, María Antonia Iglesias, Eduardo Delgado, Eduardo Barrenechea, Fernando López Agudín, Joaquín Jiménez Michel, Pedro de Frutos, Marisa Flórez, Antonio Uroz, Felix Pacho Reyero, Felipe Sahagún, Jesús Ceberio, José Luis Orosa, Alfonso Navalón, Julián Martínez, Beatriz Navarro, Cristina Maza, Fernando Jáuregui, Fernando Orgambides, Juan J. Espejo, Pura Ramos, Mayte Mancebo, Manuel Baró, Manolo Alcalá, Joaquín Vidal, Carlos de Rojas, Manuel Toharia, Elisa de la Fuente, Manuel García Lucero, José Luis Rodríguez, Ángel Luis de la Calle, Fernando Samaniego, Félix Bayón, Fernando Quiñones, Luis F. Fidalgo, Rafael Blanco, Antonio San Antonio, Juan Pedro Quiñonero, José Vicente Hernáez, Francisco Yagüe, José Grindley (Servicios Gráficos) y Margarita Sáenz-Díez (corresponsal en Barcelona). Como humoristas y dibujantes figuraban Forges y Loriga.
Informaciones se convirtió en un periódico pionero y de referencia en temas como la información económica, la cultura o el periodismo de investigación, sin olvidar su suplemento político. A partir de 1976, con el trasvase de sus principales periodistas al periódico El País, comenzaron sus dificultades de orden empresarial, sufriendo incluso numerosos ceses de actividad y un expediente de cierre. Hasta su desaparición fue considerado como uno de los pioneros de la prensa vespertina en Madrid, en la que competía con el diario Pueblo.
Salieron los bancos y entró como propietario el empresario catalán Sebastián Auger, que nombró director primero a Guillermo Solana y después a Emilio Romero. Tras una progresiva pérdida de lectores, Informaciones dejó de editarse en 1980, reapareciendo marginalmente en 1981 y cesando su actividad definitivamente en 1983.

En la prensa de aquel día...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*